Partiendo de lo que hace falta para abrir espacios en educación para la paz, mostrarle a los jóvenes que la paz comienza desde el diario vivir debería ser el compromiso de los maestros y las Instituciones educativas, esto partiendo de la opinión de los expertos invitados al Foro Educativo Distrital 2016.
La secretaria de educación, María Victoria Angulo, afirma que “…el evento se enfoca en ayudar, empoderar y acompañar a los maestros y directivos para que sean ellos quienes, con una lectura cuidadosa de su realidad, propongan soluciones a temas académicos y del clima escolar”, tal y como lo plantea el diario El Tiempo en su artículo Foro Educativo Distrital 2016 le apuesta a una educación de calidad, en donde también, se tuvo en cuenta el punto de vista de los estudiantes; poniendo en evidencia que los procesos educativos necesitan no sólo de disciplina sino también de colaboración por parte de la comunidad, para que de este modo, se pueda llegar a descifrar los futuros retos a los que debe enfrentarse la educación.
Otro de los grandes retos está en la aplicación de Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), ya que éstas ofrecen a los jóvenes la oportunidad de investigar y tener el mundo real a tan solo unos clics, es por esta razón que se convierten en una herramienta fundamental para el buen desarrollo de los procesos educativos, el incluirlas de manera integral y permanente hace que las Instituciones se vean como un reflejo guía de lo que podría ser la educación en Colombia, tomando como ejemplo de educación a países desarrollados, en los que la educación es más practica que teórica, ya que el entorno digital en este momento es el lugar en el que los jóvenes pasan gran parte de su tiempo libre. Aprovechar estos espacios propone una aplicabilidad lúdica diferente de los procesos educativos.
De este modo, el clima escolar abre espacios que llevan la plática de la paz a la realidad, pues con el buen ejemplo de la comunidad y el entorno en el que se desarrolla el día a día, abrir espacios para el dialogo y la comunicación asertiva soluciona las diferencias ayudando a minimizar el impacto violento que genera tensión en el grupo de clase por diferencias; que a la final no tienen relevancia. Comenzar a llevar el dialogo de lo mínimo a lo trascendental permite que el cambio comience desde el “yo”.